602 0

De cómo Cervantes resucitó de entre los huesos y huyó de su retrato

Javier Helgueta Manso

La semana pasada murió Cervantes. Sin embargo, en lo que queda de año se repetirán todavía, sobre el simulacro de su existencia, un buen número de eventos, más o menos sinceros, más o menos enriquecedores, más o menos originales. Después vendrá el silencio, el nuestro, el asimbólico, el cotidiano, y más allá de este dos mil dieciséis volverá a su realidad de autor arduo, aun encabezando los programas de secundaria, y de libro incomprendido, pero reluciente en las estanterías como reliquia eximia. De entre los huesos, precisamente, dicen haberle rescatado justo…