663 0

Una sencilla respuesta ante la muerte

Javier Helgueta Manso

Desde el no lugar de un aeropuerto escribía, hace casi dos semanas, el artículo anterior en el que recordaba el sentido de violencia que es inherente a toda estación primaveral, sin saber, por desgracia, lo verdaderas que podían llegar a ser mis palabras: la Primavera, y no la Muerte, había ahogado otro flujo sanguíneo para que otros seres se beneficiaran del oxígeno restante. Es posible que partieras justo en esos momentos en que terminaba de rematar las frases más resistentes: también a fuerza de presión, como en la metalurgia, creemos…