Ana Kin combina la fotografía documental con la artística de manera única. Como me ocurre con otros fotógrafos, creo que hay poco que añadir a sus imágenes, ya dicen todo lo que tienen que decir con su propio lenguaje, no necesitan pies de foto ni interpretaciones con la palabra. Es mejor sentarse a disfrutarlas.

 Ana Sancho

«La reflexión influencia a la práctica y la práctica enriquece a la reflexión. Mi trabajo con la fotografía ha evolucionado durante el trascurso de los años. Al principio, mi pasión me llevó hacia la fotografía analógica aunque en ese momento utilicé también la fotografía digital con el fin de navegar en universos diferentes».

Ana Sancho

Ana Sancho

«Para este articulo he decidido presentar solo fotografías analógicas, para volver a la esencia de la fotografía clásica y para denunciar el consumo excesivo y la acumulación de imágenes que transforman a la fotografía en una técnica mucho menos reflexionada».

Ana Sancho

«Algo que me cautiva de la fotografía analógica es la posibilidad de que puedan existir errores, esto la convierte en mi opinión en algo mucho más amigable. Fotografiar es una manera de mirar el mundo por mí misma y dejar de verlo a través de los ojos de los demás, es la posibilidad de crear una relación especial con el espacio y el tiempo».

Ana Sancho

Ana Sancho

«Cuando hago una foto, elijo, elimino, interpreto, ordeno el caos que me rodea o por el contrario encuadro con la idea de desordenar el aparente orden del universo. Así que, siento que dispongo de un poder increíble ya que es raro que en la vida tengamos la oportunidad de eliminar aquello que no nos gusta».

Ana Sancho

Ana Sancho

«Experimento placer cuando controlo lo que veo por el visor pero también cuando me dejo llevar por lo que encuentro. Presiono el disparador cuando así lo siento, sin saber exactamente por qué, solamente porque una sensación o una emoción así lo ha elegido».