530 1

El tedio intelectual: apuntes sobre una voz en el mismo tono

Luis Javier Pisonero

Hablemos sobre el aburrimiento. Posiblemente todos hemos tenido una clase en la que algún profesor ha intentando contar algo interesante —o no— y ha fallado miserablemente, haciéndonos sufrir en el camino porque no había forma de mantenernos despiertos ante el sopor que nos inspiraba. Podemos decir que el problema, al menos en un principio, es el mismo tono de voz, que nos lleva a la desesperación inmóvil. Sucede lo mismo cuando nos encontramos no solo con el mismo tono de voz, sino con los mismos eventos, las mismas charlas, las…