743 0

El goce intelectual: el propósito de existir

Luis Javier Pisonero

Hace una semana escribí sobre el tedio intelectual y, para completar, hoy quiero hablar sobre su posible opuesto: el goce intelectual. Jorge Wagensberg escribió en su libro El gozo intelectual sobre este concepto, y parto de sus interesantes reflexiones para esbozar este artículo en el que evado el otro estadio de tedio y lo sustituyo, idealmente, por un estado que se acerque al constante disfrute de la existencia. Si el tedio lo provoca, por partir desde el diccionario, la falta de diversión o interés por algo, imaginamos con poco riesgo que…