A veces pienso que las charlas sin importancia, en lugares sin importancia, fueron los momentos más importantes de mi vida

El mismo amor, la misma lluvia

 

En cada calle por la que pasemos ha ocurrido algo importante para alguien. El lugar más insignificante de unos puede ser el símbolo de un hecho que marcó para siempre a otros. Cuántas veces hemos oído eso de «si las paredes hablasen».

borrador004

borrador001

Hace cuatro años empecé, sin proponérmelo, el que creo que será mi proyecto fotográfico más extenso. No le he puesto título, ni tiene una base teórica ni conceptual, no tiene un objetivo más allá de las ganas (y a veces la necesidad) de hacer fotos. Como parte de un proceso terapéutico autoimpuesto, comencé a fotografiar todos los lugares que tenían un significado especial para mí, y a pensar en aquellos en los que no he vivido nada, pero tienen también esa energía contenida de las experiencias de un desconocido.

borrador008

borrador007

Fotografiar estos espacios es un ejercicio de nostalgia, porque volver a un sitio es, en parte, el deseo de recuperar un momento. La intención estética es lo de menos, la preocupación técnica se limita a no tener fallos aberrantes; la única función de estas fotografías es conservar el recuerdo sin que la acción esté ni pueda estar ya presente, como una familia que coloca enmarcado en el salón el retrato de un miembro fallecido.

borrador006

borrador009

borrador005

Con los años, al acudir al archivo de este proyecto, me han sorprendio algunos lugares, porque no consigo recordar por qué los fotografié. Es curioso cómo, a pesar de un intento de arraigo consciente, es finalmente la memoria la que decide con qué se queda, y con qué no.

borrador002