628 0

Posado de verano

Lucía Bailón

Recuerdo un anuncio de créditos rápidos, no muy antiguo, que decía algo así como «¡¡Llega el verano y con él la playa Y LAS VACACIONES!!». En él, un hombre de mediana edad cambiaba su aburrido atuendo diario por un bañador tipo slip, flotador y gafas de bucear, sobre un croma con una playa paradisíaca proyectada. Desde luego, el anuncio no destacaba por su originalidad: casi todas las campañas publicitarias veraniegas trabajan el contraste entre la rutina y las vacaciones, la oficina y la playa, la ciudad gris y el color…