733 0

Ver el Bosco: el desbordamiento de la experiencia

Luis Javier Pisonero

Viviendo en Madrid, visitar el Museo del Prado en cualquier oportunidad es, siempre, una experiencia extraordinaria. Pasearse por sus salas inagotables, detallar nuevamente alguna de las obras que ahí residen, visitar las salas más importantes de acuerdo con el gusto de cada quien. Incluso en una visita rápida, El jardín de las delicias es siempre uno de los imprescindibles. No parece importar cuántas veces lo hayas detallado, estudiado, analizado, pasear la mirada por él siempre permite pensar algo más, explorar una nueva posibilidad, descubrir una nueva escena o conjunción de…