«Soy Iraultza. Empecé a coger la cámara con 12 años, luego estudié algo de fotografía, de lo cual diría que poco me sirvió, y olvidé rápidamente.

Como más he aprendido es a base de observar otras fotografías y dejarme sentir por ellas y de ahí buscar mi propia manera de expresar.

Siento a mi cámara como una máquina de escribir, una herramienta que me ayuda a enseñar y plasmar no solo los sueños ocultos de mi mente si no realidades marginadas y también una herramienta de crítica social.

Esta serie son fotos de los últimos dos años, es un viaje hacia el autoconocimiento, un camino lleno de luces y sombras».

Las fotografías de Iru Izquierdo son un grito interno. Parecen retratar ese momento en que miles de ideas cruzan nuestra mente, tantas que no podemos ni ordenarlas, y sin embargo exteriormente parecemos estar en calma. Nada de lo que aparece en sus imágenes es casual y todo tiene el mismo protagonismo: desde la expresión de los modelos, el escenario o los objetos, todo forma un conjunto armónico e inquietante. Fotografías para observar con calma, para sentir la tierra y el aire secos, el calor de la luz y los pies descalzos.

160514-ii-gomera-noelle-122img_5339img_8712-editar img_9115-editar  150509-ii-bahumas-img_8907  150120-ii-simbiosis-gomera-dsc_0066-editar150201-ii-simbiosis-gomera-img_6515