Creo absolutamente en la función social crítica del fotoperiodismo y la fotografía documental. Eso ahora me lleva a buscar causas más que consecuencias del tiempo que nos toca vivir.

Un fotógrafo documental puede escoger dos posturas: permanecer en una supuesta neutralidad respecto al tema que retrata, o tomar partido en el mismo, consciente del poder que una buena selección de imágenes puede tener sobre la conciencia social y, por consiguiente, generar un cambio. Marc Javierre vive en la segunda postura. Tal y como él mismo defiende, su trabajo es coherente y comprometido. Bien sea a través del humor o de una mirada directa, quiere que lo que vemos nos remueva y nos haga pensar. Las respuestas de Marc son breves y concisas porque lo que de verdad tiene que contar está en sus imágenes.

1 · ¿Por qué decidiste dedicarte a la fotografía?

De pequeño me fascinaba la posibilidad de «capturar el tiempo» y un «hecho real» en una imagen de papel, pero como algo íntimo y personal… Luego la he utilizado para acercarme a la gente, para superar la timidez, e intentar entender el mundo, explicarlo desde mi punto de vista. Esto me ha hecho madurar. Ahora la utilizo para criticar y remover las consciencias, que es donde me siento más cómodo.

2 · ¿Existe una filosofía, posicionamiento social o político que hayas intentado plasmar en tus fotografías? ¿Podrías describir tu enfoque temático?

Creo absolutamente en la función social crítica del fotoperiodismo y la fotografía documental. Eso me lleva a buscar causas más que consecuencias del tiempo que nos toca vivir. Mi posicionamiento político es la búsqueda de un mundo mejor, centrado en el bien común. Hacer pensar es subversivo, siempre lo ha sido, esa es la idea de mis trabajos.

3 · ¿Cuál es tu método de trabajo?

Mis trabajos documentales se basan en agitar las conciencias mediante el choque entre el fondo y la forma. Fotografío lo normalizado como fondo, pero con la forma quiero provocar al espectador al situarlo entre «lo bueno y lo malo», entre lo moral y lo inmoral.

foto_taxi_marc_javierre_8513_635x-1

4 · ¿Tienes alguna manía/costumbre a la hora de tomar fotografías?

Para mí es muy importante en mis trabajos documentales no intervenir ni interactuar con los sujetos que fotografío. No siempre lo consigo y no por ello doy por no-válidas las imágenes.

5 · En algunas de tus fotos, especialmente en las dedicadas al turismo, a veces encontramos gente en situaciones no muy favorecedoras, ¿cómo te acercas a ellos? ¿alguna vez has tenido problemas?

Fotografiar en lugares de turismo masivo es muy fácil ya que todo el mundo lo hace. Lo difícil es que no actúen al verte, con lo cual hay que ser muy discreto.

lloret-2 marc_javierre

6 · ¿Qué autores o trabajos ajenos te inspiran?

Gueorgui Pinkhassov es mi mayor fuente de inspiración actualmente, tengo una estrecha y curiosa relación con él.

Foto: Georgui Pinkhassov

Foto: Georgui Pinkhassov

Tambien el documentalista Frederick Wiseman y Martin Parr son una potente fuente de inspiración.

Foto: Martin Parr

Foto: Martin Parr

7 · Además de la inspiración, ¿qué fotógrafos admiras? ¿qué es lo que más valoras en un fotógrafo?

Lo que más admiro en una persona es la coherencia, y que sea persona antes que nada, persona en relación con los demás. No me gustan los egos ni los servilismos.

8 · ¿Cómo definirías la fotografía documental?

Para mi la fotografía documental es aquella que desde la crítica social muestra un hecho concreto en un lugar o lugares sin pretender explicar una historia.

9 · ¿Crees que el fotógrafo documental debe posicionarse a través de su trabajo o mantenerse en un unto más neutral?

Nadie es neutral. Hay que posicionarse, desde luego.

10 · ¿Es importante para ti remover la consciencia del espectador?

Ahora mismo es imprescindible.

11 · ¿Qué te ha resultado más difícil a lo largo de tu vida creativa?

Sobrevivir, ganar dinero, producir proyectos…

12 · ¿Cuál es tu mayor preocupación como fotógrafo?

La deriva del mundo hacia el autoritarismo, el control, y la falta de libertades me preocupa muchísimo. La ley mordaza en España es muy preocupante y un ataque directo a la libertad de expresión y al derecho de información. Mi próximo trabajo tratara sobre el control de masas.

13 · Después de años siendo fotógrafo, ¿a qué conclusiones estás llegando sobre la profesión y la evolución del medio?

Que como profesión hiper-competitiva no me gusta nada, que el control que ejercen los poderes políticos-económicos del entramado empresarial-militar mundial sobre los contenidos culturales, mediaticos y autores forma parte del gran entramado de control de las mentes… y la fotografía forma parte de ello. Y no me gusta nada.  

14 · ¿Crees que es bueno que la fotografía esté cada vez al alcance de más gente?

Bueno… ¡siempre lo ha estado! Desde el famoso «usted dispare nosotros hacemos el resto». Lo que ha cambiado ahora es la manera de comunicarse, la fotografía ahora tiene funciones nuevas y otros canales de difusión. El otro día una niña me preguntó si una fotografía en papel era de verdad una fotografía…

15 · Hablemos de la educación, ¿se puede aprender a ser fotógrafo? ¿cómo enseñarías tú la fotografía?

Pues enseñaría que antes de «ser fotógrafo» hay que «ser persona» y que te puedes poner al servicio de una sociedad donde la competitividad manda, o puedes ponerte del lado del bien común. Puedes perseguir toda tu vida un scoop o puedes querer un mundo mejor.

16 · ¿Le interesa algo fuera de la fotografía?

¡TODO! Hay una frase de Terencio que dice: «Hombre soy; nada humano me es ajeno».

17 · ¿Qué planes tienes para el futuro de tu trabajo fotográfico?

En estos momentos voy a empezar la difusión de Weapons, el proyecto sobre la industria y comercio de armamento. Los dos últimos años he recorrido las principales ferias de armamento de Europa y casualmente me encontré metido en medio de los atentados de París en Noviembre de 2015. Los fusiles de asalto y las pistolas que se utilizaron para matar a 130 personas en París, volvieron a estar expuestas a la venta en Eurosatory 2016. El día después de los atentados de París, François Hollande mandó el portaaviones Charles de Gaulle a bombardear Siria. Sobre el barco van 30 aviones de combate Rafale, el estandarte del principal fabricante de armamento francés Dassault. La familia Dassault es propietaria del segundo periódico más importante en Francia: Le Figaro. Mientras tanto, Europa cierra la frontera a los refugiados sirios… ¿sigo?

http://marcjavierre.com/