646 0

El lenguaje (del) desplazado

Luis Javier Pisonero

Cuando pensaba en mudarme, para seguir estudiando, había tomado la decisión de que me gustaría continuar escribiendo en mi primer idioma por unos años, y al mismo tiempo estar en Europa. Eso redujo mis opciones a España, y me trajo, por otras razones —más largas de contar—, a Madrid. En ese momento no era consciente de que igualmente viviría transformaciones en mi manera de hablar. En un principio me resultaba difícil escuchar lo que decían algunas personas, comprender la forma en la que estructuraban sus frases; luego, a ellos les pasaba lo mismo…