447 0

La polémica como deporte

Javier Helgueta Manso

Siempre fui prudente por parte de madre. Medir las palabras y los actos en cada instante significaba la mayor empresa a la que debía enfrentarme todos los días y en todos los contextos. Detrás de esta manera de entender la vida se encontraba un impulso de bondad inculcado en la infancia y un alto grado de responsabilidad, a causa, no solo de esa condición congénita que adquiere el hermano mayor, sino también de ciertas aspiraciones benignas, tales como cambiar el mundo y ayudar a los demás. Con respecto a lo primero, ahora…