549 2

El mito de Pigmalión: la obsesión creadora en los orígenes de Westworld

Luis Javier Pisonero

¿Se puede ser un pequeño dios sin que exista un gran dios? Para simplificarnos las cosas en este artículo, partamos del presupuesto de que, dentro de estos mundos paralelos, hay un gran creador capaz de dar vida y forma a todo lo que existe en el universo, dar orden al caos, dar sentido y propósito a lo real. Propósito. Eso es lo que nos hace humanos, ¿no? La gran pregunta se repite constantemente: ¿qué nos hace humanos? ¿Qué hace a los otros humanos? «El poeta es un pequeño dios», afirma Huidobro…