4951 2

Post mortem: convivir con la muerte

Lucía Bailón

La fotografía post mortem fue una práctica fotográfica muy extendida desde mediados del siglo XIX hasta mediados del XX. Consistía en vestir y peinar un cadáver con la que había sido su ropa y su estilo, y hacerle partícipe de un último retrato grupal o individual. El difunto podía ser colocado simulando estar vivo, dormido (sobre todo niños) o, sin más, en su lecho de muerte (algo muy común en México). No me sorprende la reacción de rechazo, incluso pavor, de los que por primera vez tienen conocimiento de esta práctica. La…