Esta misma semana se van a celebrar en La casa encendida las jornadas Vacío, sustracción y silencio. Resta y renuncia en el proceso creativo: una mirada interdisciplinar. Es una oportunidad para asistir a la puesta en escena de uno de los grandes problemas de la sociedad y el arte contemporáneos y actuales, que además entronca con varios de nuestros intereses programáticos.

Estas jornadas, que promueve el colectivo n’UNDO, son hijas de su tiempo. Desde los años 60, se vienen publicando diferentes ensayos de suma relevancia en relación a estos fenómenos que conforman el paradigma de la negatividad y de la ausencia –no necesariamente apriorística– con un enfoque interdisciplinar: Susan Sontag con Styles of Radical (1969), George Steiner con Language and silence (1976), David Le Breton con Du silence (1997) o The Book of Nothing (2012), del matemático John Barrow. Asimismo, en el ámbito académico se han celebrado desde los años 90 varios congresos y jornadas que han profundizado en estos mismos conceptos, en la Università del Salento (Lecce, 1991), en la Universidad Nacional de Rosario (2005) y en la Universität Paderborn (2009), o el próximo simposio internacional Voix et silence dans les arts (Nancy, 2017).

También en el arte, los propios autores y comisarios recurren a estos términos. En el año 2010, el crítico de arte Francisco Calvo Serraller titulaba una retrospectiva sobre escultura española actual El reino del silencio: entre el objeto y su ausencia. No hay solución de continuidad entre las reflexiones kandinskianas sobre el silencio en De lo espiritual en el arte, el Cuadrado negro sobre fondo blanco de Malévich, los huecos escultóricos de Archipenko o Gargallo, las Zonas de sensibilidad inmaterial de Klein, el 4’33” de Cage, el Acto sin palabras de Beckett, la poesía postmetafísica de Celan o Valente, las instalaciones de Jaume Plensa o la obra completa de Eduardo Scala, entrevistado en esta misma revista, y estas próximas jornadas en La Casa Encendida.

Desde la fotografía a la arquitectura, desde las matemáticas hasta la poesía, desde la psicología hasta el teatro y desde la música hasta la filosofía, los diferentes conferenciantes y creadores disertarán, en múltiples direcciones, sobre la paradoja del volumen de la ausencia, la aporía de la quietud como gesto o el oxímoron de la palabra callada.  Llevamos al menos un siglo tratando de representar lo invisible a fin de conocer lo desconocido, la alteridad y la diferencia.

En línea con teorías socioeconómicas como el decrecimiento, movimientos sociales y ecologistas o tendencias artísticas postminimalistas, el punto duodécimo del manifiesto del grupo n’UNDO reza:

Es posible construir más y mejor desde la reducción, la contención y la declinación razonada. La resta y la renuncia son alternativas de intervención pertinentes y necesarias.

O, dicho al modo de la poeta Chantal Maillard: en plena era de la hipercomunicación, sobreexplotación y macrourbanismo, apuntar al blanco.

#TaceProNobis

(Fotografía de portada: Ilustración de las jornadas del grupo n’UNDO)