1378 1

Denle una novia a Elsa

Javier Alarcón

Desde hace algún tiempo, las princesas Disney han empezado a quebrar estereotipos. Es algo natural, si consideramos los cambios que ha vivido la sociedad norteamericana y, de manera general, occidente. Mulán (1998) fue la primera princesa que renunció a sus roles de género y se disfrazó de hombre para poder salvar a su padre, levantando así interesantes preguntas sobre los intereses de su príncipe —no podemos estar seguros de si él se enamoró de su amigo o de la chica que se escondía detrás del disfraz. Por otro lado, Tiara…