Tag

palabra

922 0

El lenguaje (del) desplazado

Luis Javier Pisonero

Cuando pensaba en mudarme, para seguir estudiando, había tomado la decisión de que me gustaría continuar escribiendo en mi primer idioma por unos años, y al mismo tiempo estar en Europa. Eso redujo mis opciones a España, y me trajo, por otras razones —más largas de contar—, a Madrid. En ese momento no era consciente de que igualmente viviría transformaciones en mi manera de hablar. En un principio me resultaba difícil escuchar lo que decían algunas personas, comprender la forma en la que estructuraban sus frases; luego, a ellos les pasaba lo mismo…

920 0

Encontrar los aprendizajes

Luis Javier Pisonero

No voy a hablar específica ni únicamente de Clarice Lispector, aunque de cierta forma sí. No voy a hablar tampoco solo de su novela Aprendizaje o el libro de los placeres, aunque sí. Soy mucho de rayar libros, subrayar, hacer marcas, escribirles mi opinión, cuando me dan algo que decir o preguntar. Me gusta, por eso, que el libro sea mío, y sufro un poco con los textos prestados que deben permanecer impolutos, o que guían mi mirada con las marcas de otros. Será una tontería para quienes no tengan…

859 0

La violencia de la palabra

Javier Helgueta Manso

En estos días de campaña electoral y de hastío generalizado, nos llega la noticia de que al otro lado del charco el senador demócrata Christopher Murphy hizo uso de la palabra durante más de quince horas, entre las once de la mañana del miércoles y las dos de la madrugada del jueves. Ríanse ahora de nuestros debates de poca monta. Resulta que no es la primera vez ni será la última que ocurra en una sesión parlamentaria de los Estados Unidos –hace dos años el republicano Ted Cruz llegó a las…

1014 0

Silencio

Javier Helgueta Manso

Es distinto el silencio. El hombre que calla sin motivo, el hombre que no ha hablado todavía, el hombre que no sabe hablar, el que se quedó mudo, el que se quedó ciego. Pueden ser un mismo hombre pero muchos silencios. Y también es distinto el silencio del hombre que el del perro, que el del pájaro, que el del árbol o la nube o la piedra, muy distinto que el del instrumento que puede ser pulsado –incluso el famoso arpa del rincón oscuro–, o el del objeto inerte. No…

Close