Tag

pensamiento

518 0

Se vende cultura. Razón: portería

Reportajes

  Dicen que la belleza está en la mirada. En la mirada de quien observa. ¿Y si la gente deja de mirar? Holy Motors, Leos Carax Por Mario Aznar Pérez. ¿Cuántas veces hemos caminado ensimismados hasta que la modesta fosforescencia de un cartelito naranja, amarillo o verde ha llamado nuestra atención? Anclado en la puerta de un edificio de viviendas, el letrero reza: «se vende apto. 80 m2, reformado y amueblado, 2 hab. 1 baño, todo exterior», y a continuación, la sentencia: «razón: portería». Razón: portería… En un primer momento…

459 2

El mito de Pigmalión: la obsesión creadora en los orígenes de Westworld

Luis Javier Pisonero

¿Se puede ser un pequeño dios sin que exista un gran dios? Para simplificarnos las cosas en este artículo, partamos del presupuesto de que, dentro de estos mundos paralelos, hay un gran creador capaz de dar vida y forma a todo lo que existe en el universo, dar orden al caos, dar sentido y propósito a lo real. Propósito. Eso es lo que nos hace humanos, ¿no? La gran pregunta se repite constantemente: ¿qué nos hace humanos? ¿Qué hace a los otros humanos? «El poeta es un pequeño dios», afirma Huidobro…

384 0

La polémica como deporte

Javier Helgueta Manso

Siempre fui prudente por parte de madre. Medir las palabras y los actos en cada instante significaba la mayor empresa a la que debía enfrentarme todos los días y en todos los contextos. Detrás de esta manera de entender la vida se encontraba un impulso de bondad inculcado en la infancia y un alto grado de responsabilidad, a causa, no solo de esa condición congénita que adquiere el hermano mayor, sino también de ciertas aspiraciones benignas, tales como cambiar el mundo y ayudar a los demás. Con respecto a lo primero, ahora…

450 1

El tedio intelectual: apuntes sobre una voz en el mismo tono

Luis Javier Pisonero

Hablemos sobre el aburrimiento. Posiblemente todos hemos tenido una clase en la que algún profesor ha intentando contar algo interesante —o no— y ha fallado miserablemente, haciéndonos sufrir en el camino porque no había forma de mantenernos despiertos ante el sopor que nos inspiraba. Podemos decir que el problema, al menos en un principio, es el mismo tono de voz, que nos lleva a la desesperación inmóvil. Sucede lo mismo cuando nos encontramos no solo con el mismo tono de voz, sino con los mismos eventos, las mismas charlas, las…

Close