Tag

utopía

546 0

Tres visiones políticas para cartografiar un futuro presente

Javier Alarcón, Jöel López, Luis Javier Pisonero, Reportajes

El país del dinosaurio Por Jöel López Cuando despertó, Rajoy todavía estaba allí. Escribe Manuel Jabois: «sigue gobernando el PP, un partido con conciencia de sí mismo mucho más que del país. Y dentro del PP vuelve a gobernar una suerte de familia, una estructura evanescente, poco definida, marcada por el carácter de Rajoy. Ha estado en el “Gobierno Aznar”, se sospecha que está en el “Gobierno Rajoy”, y a su alrededor se está derrumbando un mundo, propio y ajeno, del cual sólo emerge él como superviviente de unos años,…

1052 0

Envejecer en tiempos tecnológicos

Luis Javier Pisonero

Hace algunas semanas tenía la idea de escribir sobre eso que sucede cuando, lentamente, envejecemos en un mundo que está cambiando a una velocidad abrumadora, y sentimos que, de un momento a otro, nos empezamos a quedar atrás con los avances tecnológicos. Son detalles: los niños comienzan a ganarnos en los videojuegos, de repente no entendemos cómo funciona una nueva aplicación, empezamos a pedir ayuda a nuestros amigos, y ellos tampoco. Ahora que, desde el pasado viernes, puede descargarse oficialmente en España el juego que, en pocos días, ha hecho…

765 1

Dos robots sentados en una sala hablan sobre la vida

Luis Javier Pisonero

Últimamente he pensado que, a la pregunta de Alan Turing, esa de «¿Pueden las máquinas pensar?» habría que matizarla con el hecho de que, posiblemente, la mayoría de las personas no piensan por sí mismas, y podríamos tener problemas diferenciando algunas de ellas de una máquina apropiadamente programada. Turing continúa, tras encontrar problemas con la palabra pensar: «¿Existirán computadoras digitales imaginables que tengan un buen desempeño en el juego de imitación?». I propose to consider the question: can machines think? (…) Are there imaginable digital computers that would do well in…

688 0

El movimiento como oficio

Luis Javier Pisonero

Cada cierto tiempo siento el irrefrenable deseo de viajar, cambiar de cielo, encontrarme en otro espacio que no responda a las características cotidianas de la ciudad que habito. Me pregunto —como siempre y con frecuencia— por qué. No tengo una certeza, pero tengo una conjunción de posibles respuestas que me hacen continuar. Es frecuente para mí dejarlo todo y salir a caminar por la ciudad hasta que se despeja mi mente, hasta que todo se ordena y cae en su lugar. Es una especie de meditación (diferente de la estática)…

Close